Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Tiempo Ordinario. Las ideas no detienen la caridad de Cristo, los discursos no sofocan la realidad de su amor.
Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...