¡Cuánto dolor de Cristo al verse abandonado!

Miércoles Santo. ¿Cuál es mi fuerza interior ante las incomprensiones que Dios permite en mi vida?
¡Cuánto dolor de Cristo al verse abandonado!

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...