Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador

Santo Evangelio según San Lucas 18, 9-14. Sábado III de Cuaresma.
Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...