Goldcorp busca instalar “la ruta del Cianuro” en Santa Cruz

El cinismo, la hipocresía, la mentira y la desvergüenza con la que actúan sectores empresariales y funcionarios nacionales y provinciales, se debe a una sola cosa: falta de justicia. Cuando la justicia está ausente, cualquier cosa puede pasar, entre ellas que la minera Goldcorp quiera tomar a la población de Santa Cruz por estúpida, generando una movida “social” inducida, ante el silencio cómplice del gobierno provincial y el guiño de ojo de Macri, promoviendo la actividad minera contaminante y pretendiendo instalar un corredor vial seguro para transportar cianuro a sus locaciones, especialmente el yacimiento Cerro Negro, sin que se le interpongan controles y con la debida “licencia social”.

La multinacional minera canadiense que explota oro y plata en Santa Cruz, planificó abrir en toda la provincia (y con anuencia del gobierno de Kirchner) lo que denomina “La ruta del cianuro” y para ello diagramó una serie de charlas y conferencias, que promociona enviando cartillas a todas las redacciones, donde invita a “sumarse” a esta iniciativa a todas las localidades que se desarrollan en el trayecto donde están instalados sus yacimientos.

Esas charlas comienzan hoy 10 de mayo y mañana 11 en Puerto Deseado, Fitz Roy, Pico Truncado y Las Heras cuyo propósito es obtener la “licencia social” de esas poblaciones para transitar libremente y con el menor riesgo posible de interdicciones, controles y multas, con los transportes cargados de cianuro. Y si de algo nos jactamos en OPI es de tener memoria, por eso vale recordar que el actual Ministro de la Producción, Leonardo Álvarez, posee una empresa de transporte que presta servicios a las mineras y precisamente acarrea cianuro. Por si no lo recuerdan los lectores, el 9 de septiembre de 2015 OPI publicó una nota titulada: Camión del diputado Álvarez, fue detenido por transportar cianuro sin habilitación al día, hecho que se resolvió “mágicamente” y la unidad que no tenía la verificación técnica obligatoria para transportar esa clase de sustancia, siguió viaje sin problemas. Nunca nos quedó claro si el tema fue resuelto y en ese caso, si allí, parado por 24 horas en la caminera de Chimen Aike, la empresa de Álvarez pudo lograr que le hicieran la verificación respectiva para seguir viaje.

Goldcorp, con la clara complicidad del gobierno provincial, produce esta avanzada para destrabar uno de los principales escollos que tiene la minería a cielo abierto, que es la contaminación ambiental producto del manejo de compuestos cianurados. Para tal fin y con recomendación del gobierno nacional, las transnacionales han desarrollado estas “campañas de concientización”, donde el objetivo es plantearle a la sociedad que no corre ningún peligro con la actividad minera, que la lixiviación es casi “natural” (ocurre en normalmente en todos los procesos naturales) y el cianuro “es una sal”.

La resistencia pública a la minería en Chubut ha desplegado nuevas estrategias de las empresas mineras, quienes están gastando mucho dinero en estas campañas donde pretenden ganar concenso público de un sector, para exponerlo luego como argumento ante la opinión pública y decir “nosotros lo explicamos y la gente de los pueblos, estuvieron de acuerdo”.

¿Controles? ¡No!

No es casual que el gobierno provincial y las mineras se hayan opuesto recientemente al establecimiento de garitas de control en los accesos a las ciudades del norte provincial (Las Heras, Pico Truncado, Gobernador Gregores y Fitz Roy), para establecer seguridad dentro de un proyecto de “Guardia Urbana”, presentado por el Concejal Lucas Chacón y potenciado por otro concejal: José Ruiz, con carácter, no solo policial, sino fitosanitaria, bromatológica , seguridad de cargas peligrosas (compuestos químicos, explosivos, etc) y comercio (remitos de carga, declaración de carga y en el caso de las mineras mineral transportado).

Estas garitas en número de cuatro que se colocarían en los accesos a los pueblos, ordenarían el control migratorio, de carga, darían mayor seguridad a las ciudades y aportarían con fines estadísticos. El gobierno de Alicia Kirchner le bajó el pulgar y las mineras, agradecidas. La “Ruta del cianuro” en santa Cruz, no sería posible si alguien intenta meter la nariz en cuestiones que ya están habladas, consensuadas y abonadas en los más altos niveles de la política provincial y nacional.

El cinismo y la mentira

En el fuerte embate producido por el gobierno nacional con la minería en la Patagonia y el país, no faltan expresiones de exaltada ridiculez, como las vertidas por el Subsecretario de Desarrollo Minero Mario Capello, quien visitando el NOA argentino y tratando de justificar a la ecocida Barrick Gold, la flor y nata del kirchnerismo en materia de curros, negociados sin importarle un rábano el desastre ambiental que ha dejado para generaciones futuras, dijo “el cianuro se puede beber”, en una temeraria explicación para negar los efectos contaminantes de una sustancia que ha sido erradicada del primer mundo, como mecanismo para extraer oro.

“El cianuro es una sal. Lo puede consumir el ser humano, los animales, absolutamente todos”, transcribe El Diario de Cuyo, que expresó el Subsecretario y aseguró: “no hay que asustarse ni asustar a la gente, ya que el cianuro es bebible”.

Mauricio Macri, quien llegó al gobierno “en modo Angeloz”, con el lápiz rojo para tachar la corrupción, avanzó con la minería por todo el mapa nacional, presionando a gobernadores o arreglando con los que ya venían haciendo buenos negocios con las multinacionales. El caso de la Barrick Gold ha sido emblemático. Como sucedió con “Vaca Muerta”, antes de asumir “Cambiemos” se horrorizaba por la corrupción K y la falta de controles. Una vez asumido, nadie habló más del tema, Laura Alonso cerró su ataché, revivió la vaca y Barrick, con habilitación oficial y judicial, pudo retomar sus producción en Veladero, a pesar del desastre ambiental que produjo y la media docena de ejecutivos que están procesados por la irresponsabilidad empresaria de una empresa verdaderamente marginal, que se agiorna muy bien a la corrupción estatal en países como el nuestro.

Hoy en Santa Cruz GoldCorp trata de instalar “La ruta del cianuro” y el pueblo escaso y preocupado en temas más urgentes, vuelve a ser atacado en su buena fe y recibe manifestaciones capciosas urdidas desde el poder, para sacarles un “si” o al menos sembrarles una duda razonable, de que si impiden “el desarrollo”, vamos a seguir postergados, mientras los capitales extranjeros se llevan los recursos no renovables y nos dejan la porquería contaminante que respiraremos por ciento de años en esta provincia.

Fuente:opi

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*