La grandeza de lo pequeño

Un par de peregrinos tocarán a la puerta de nuestro corazón pidiendo un lugar para que el Hijo de Dios pueda nacer.
La grandeza de lo pequeño

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...