Mucho más desorden que ideas claras

Messi intenta pasar entre Figuera y Fletscher. El capitán fue de lo mejorcito de Argentina.

El camino hacia Rusia ha ingresado en un túnel, donde Argentina tendrá que salir rápido en las dos últimas fechas, si pretende llegar a la Copa del Mundo. El empate ante Venezuela lo deja sin margen de error, en una escalada que no parecía tan alta cuando comenzó. El equipo de Jorge Sampaoli no ha podido en este pequeño tramo plasmar en el campo de juego lo que el técnico pretende. Los dos puntos conseguidos en estas presentaciones lo dejan con una deuda grande para lograr el objetivo máximo. En exactamente un mes, tendrá que revertir este presente cuando reciba a Perú, y cinco días más tarde, cuando viaje a la altura de Quito para visitar a Ecuador.

Argentina inició el partido ubicado en el campo rival, con la intención de tener el control de la pelota en la mitad de la cancha. Entre Messi, Dybala y Banega se encargaban de dominarla, y cuando lograban triangular con precisión, los rivales quedaban desconcertados con facilidad. Con esa predisposición, las acciones de riesgo fueron apareciendo. Ellos tres se encargaban del traslado desde el centro de la cancha, y luego buscaban los desbordes de Di María por izquierda, y de Acosta por el otro lado.

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

PUBLICIDAD AL

2268-515344