No al temor y la tristeza

Para que podamos experimentar una vida nueva, tenemos que morir en seguida: morir a nuestras faltas, a nuestras tristezas, a nuestros resentimientos y a nuestras lamentaciones.
No al temor y la tristeza

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...