No tengas miedo de tu debilidad, confía en mí

Éste es el estilo de Dios: no es impaciente como nosotros, que frecuentemente queremos todo y enseguida, también con las personas.
No tengas miedo de tu debilidad, confía en mí

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...