Omar Zeidan: “Los sectores de la empresa que tenemos mayores ingresos, debemos hacer el mayor esfuerzo en beneficio de los demás”

Continuando con la nueva estrategia de comunicación planteada por el Interventor Omar Zeidán, de abordar personalmente ante los medios de comunicación y la opinión pública los temas inherentes al desarrollo de las negociaciones que se llevan a cabo en YCRT, ante los nuevos cambios ordenados desde el gobierno nacional y las reuniones que mantiene con los gremios en Buenos Aires, el funcionario se refirió sucintamente a los planteos que en las últimas horas se hicieron en la mesa de acuerdos, por parte de los gremios y de él personalmente, como máximo responsable de la empresa, con el acompañamiento de funcionarios del área de Energía de la Nación.

En ese marco, Omar Zeidán fue claro y concreto al señalar cuáles son los puntos de la discusión que los mantienen más alejados de un acuerdo final y cuáles (que no son pocos) los mantienen más cerca de una negociación donde ambas partes se vean representadas en los beneficios finales. Al respecto indicó:

“No podemos sentarnos en una mesa de negociación pretendiendo que todo va a ser conquista de un solo sector. Si esto es así no hay negociación, hay “imposición”. Como Interventor, he tomado la decisión de hacerme cargo y sentarme en la mesa con los gremios. Discutiremos todo lo que sea necesario, pero nadie podrá decir que Omar Zeidán rehuyó a dar esa discusión que nos debemos los que tenemos la responsabilidad de dirigir y aquellos que representan a los trabajadores. Este ejercicio hace años que no se da en YCRT. Y es fundamental que se eviten los intermediarios y se anulen los corrillos de los comentarios. Demasiado mal le están haciendo a estas negociaciones, las fuerzas políticas abroqueladas del Frente para la Victoria, principal responsable de que YCRT esté hoy como está, juntándose en la Cuenca, un lugar donde nunca pisaron con buenas intenciones y han llegado sólo para obstaculizar, destruir, sembrar el caos y ganar unos pocos votos para el 2019, instalando operaciones de prensa con chicanas egoístas, mentiras y bajezas por parte de gente incapaz de buscar una solución, sino, al contrario, sumar más problemas a los que ya tenemos”.

La búsqueda de una solución es un esfuerzo permanente de la Intervención y los gremios deben entender que no estamos en contra de ellos sino, con ellos. Estamos a la par y no deben vernos como sus enemigos. Nuestro objetivo, como ya lo dije ayer, es hacer viable, productiva y competitiva a YCRT; insertarla en el mundo del trabajo y sacarla de la inactividad y el sobredimensionamiento. Que deje de ser una carga para el erario público y se transforme en una solución para los planes energéticos del país. Eso es los que nosotros queremos. Habría que ver si los que se sientan día a día en la mesa de acuerdos quieren lo mismo, o sólo transformarse en gente que viene a romper, para que los cínicos de siempre, que han vivido y viven de la política, reunidos hoy en la Cuenca como si fueran parte de esta solución y son parte, pero del problema, se sonrían ante el fracaso de nuestros esfuerzos”.

“Que los trabajadores tengan en cuenta que ninguno de los políticos del FPV que les hablan de grandeza, fueron capaces de lograrla cuando tuvieron la oportunidad y cuando nos critican por lo que hacemos, en realidad buscan destruir lo que ellos nunca pudieron ni quisieron hacer, porque YCRT les fue funcional a sus objetivos de saqueo, corrupción y enriquecimiento personal. Por eso yo no me puedo dirigir a ellos. Lo hago, en primer lugar, a los representantes gremiales que día a día se sientan en nuestra mesa de acuerdos, luego a los trabajadores que en Río Turbio esperan seamos capaces de actuar en bien de todos ellos y luego a la comunidad de la Cuenca, porque quienes vivimos allí, sabemos que hay dos pueblos que laten al ritmo del yacimiento.

Es lógico, que muchos de los oportunistas que hoy están haciendo política partidaria barata en nuestro pueblo, no sientan lo que sentimos todos. A ellos pocos les importan los resultados en YCRT, quieren caos para avivar la llama partidaria que se les apagó de tanta corrupción, fracaso y deslealtad con sus propios votantes”.

Negociaciones

Quiero decir que nosotros somos una empresa que nos hemos allanado a exponer todos y cada uno de los problemas que tenemos en el yacimiento. Cada vez que se nos pidió algo, lo expusimos, abrimos el presupuesto y detallamos los ítems más significativos, en los que creemos debemos trabajar; el impuesto a las ganancias, que, sostenemos, hay que pagar; el complemento jubilatorio, expusimos los gastos corrientes, las inversiones realizadas y contrastamos todo con el total de la masa salarial que paga YCRT, lo cual da una ecuación negativa y de alguna manera, nos pone en la disyuntiva de: seguir así hasta que alguien tome una decisión drástica y lapidaria con la empresa, o trabajar fuertemente, como lo estamos haciendo, para encauzarla, lograr que sea sustentable y podamos pensar en una YCRT con futuro.

Resumiendo: toda la información en nuestro poder, la pusimos a disposición de los gremios y los trabajadores, al igual que lo referido a la usina termoeléctrica y la venta de cabrón.

Por su parte los representantes gremiales expusieron sus puntos de vista y solicitaron el reintegro de los agentes desvinculados de YCRT, que no se acogieron al retiro voluntario, como así también se habló sobre la deuda que tiene la empresa con los trabajadores, entre los puntos a los que se les brindó mayor cantidad de tiempo y dedicación.

Como no somos necios, desde la Intervención miramos al futuro, queremos construir juntos con los sindicatos y los trabajadores, aunque el gobierno provincial diga lo contrario; a los gremios les pedimos tiempo para hablar en los próximos días con las máximas autoridades nacionales, ministeriales y políticas, a fin de presentar una propuesta acorde a los tiempos, al plan de reactivación que hemos trazado para la empresa y a la dura problemática por la cual transitamos los distintos sectores en negociación y creemos que de esa gestión, vamos a obtener la llave fundamental que nos ayudará a abrir un abanico de posibilidades y acercarnos aún más a las soluciones definitivas.

Por eso ayer yo hablé de tranquilidad y esperanza a los habitantes de la Cuenca, quienes desde hace días están bajo la influencia tóxica del discurso político del Frente para la Victoria, que nubla todo tipo de visión proyectiva, donde aparezcan soluciones y no divisiones, como buscan estos personeros del fracaso.

Vuelvo a ratificar lo que dije: el Gobierno Nacional, los gremios y la Intervención, tenemos la responsabilidad de hacer y encontrar una propuesta que lleve paz, esperanzas y tranquilidad a la Cuenca Carbonífera y en eso estamos todos; sólo debemos darnos tiempo. Estamos en un camino inédito y esperanzador. Estamos en el umbral de hacer esa bisagra en la historia de YCRT, que nos permita volver a ser lo que siempre debimos ser y nunca nos dejaron por mezquindades de la política desde donde se acuerdan de la Cuenca sólo en campaña o, como ahora, cuando algún dirigente culposo de los estragos al yacimiento, quiere que perdamos la memoria.

Nosotros lo sabemos, los gremios lo saben, los trabajadores lo sufren. Debemos hacer corta esta vigilia de incertidumbre y lograr un acuerdo, al que estoy convencido arribaremos, si ponemos la voluntad de construir todos juntos, porque el eslabón más débil está pendiente de todos nosotros. Intervención, sindicato y gobierno debemos trabajar en ese sentido, para decirle al minero que en pocos días más estará dedicado a lo suyo, que es extraer carbón y pondremos en marcha, entre todos, lo que tanto deseamos cuando nos hicimos cargo con la remota esperanza de reconvertir nuestra empresa, virtualmente abandonada, en un proyecto que nos haga enorgullecer ante el país y el mundo.

Yacimiento Carbonífero de Río Turbio

Prensa

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*