Perdiendo imagen a tu lado

Perdiendo imagen a tu lado

El conflicto por los 500 despidos en YCRT alcanza ya los dos meses y la solución no aparece. Omar Zeidán difícilmente pueda volver a su pueblo, mientras Costa pierde miles de votos para su candidatura a gobernador en 2019.

“La corrupción kirchnerista no justifica ni una injusticia más en la Cuenca”, indicó la diputada Gabriela Mestelán durante la semana en Radio Nuevo Día y por allí pasa el pensamiento general de miles de santacruceños que observan con tanto asombro como impotencia lo que sucede en la mina de Río Turbio.

Allí, cientos de familias se quedan sin ingresos para afrontar el difícil momento que se vive en Santa Cruz como consecuencia del inmenso “Robo” de décadas de gobierno kirchnerista, pero también como consecuencia de la política de “Cambiemos”, en la cual el ajuste y los despidos parecen ser la única estrategia para acomodar la economía del país, sin lograr bajar los índices de inflación y sin tampoco concretar la “ola” de inversiones prometidas.

Allí es cuando en Santa Cruz comienzan a jugar quienes deberían como nexo entre Nación y la provincia, pero que no lo hacen, priorizando sus intereses personales y políticos por encima del bienestar de miles de personas que se ven afectados en este caso en particular, donde los despidos fueron aleatorios, sin siquiera tener en cuenta a personas que siempre cumplieron con su trabajo y a quienes tienen un legajo intachable.

Ni hablar de quienes no ingresaron entre los 500 despidos y llegaron hace poco tiempo a YCRT de la mano de Omar Zeidán, interventor que gana más de 300 mil pesos, pero no se dignó a reducir sus ingresos para dar el ejemplo en esta historia. Lo malo para él, es que sabe que difícilmente pueda volver al pueblo que lo vio nacer y luego traicionar por ambiciones políticas.

Y por encima de él aparece Eduardo Costa, quien pierde imagen a cada día como pareja política de Omar Zeidán en esta historia, siendo además quien tiene la intención de ser candidato a gobernador el año próximo.

Sin embargo, pareciera que cada día que pasa perjudica más a Costa, no sólo por perder imagen al lado de Zeidán, sino también porque pierde votos y acompañamiento de miles de santacruceños que imaginan las mismas políticas nacionales llegando a Santa Cruz en caso llegar Costa a la gobernación.

Es que a medida que pasan los meses, “Cambiemos” en Santa Cruz muestra mucho de lo que se le cuestionaba al kirchnerismo durante todo este tiempo, mostrando una doble moral con los jubilados y apoyando cualquier tipo de ajuste de Nación sin importar en lo más mínimo a quien “se lleven puesto” en esa intención de contar con el apoyo de Macri para las elecciones del 2019.

Desde el “vamos”, Costa sabe que, de cara a ese 2019, acaba de perder a toda la Cuenca Carbonífera a la hora de llegar a las urnas y también sabe que muchas de sus promesas están en deuda en toda la provincia, con Caleta Olivia a la cabeza, por lo que esto sólo parece ser el comienzo de un sinuoso camino al 2019.

Para colmo de males, Costa habló en las últimas horas con radios “amigas” y allí tuvo el “tupé” de decir que en YCRT “no hubo despidos”, como tratando de engañar a los mismos que observaron la llegada de Gendarmería con la intención de amedrentar a los trabajadores que no aflojan, que no son encapuchados y que prometen luchar por sus derechos sin olvidar el año que viene lo que están viviendo ahora.

Fuente:diarionuevodia

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

PUBLICIDAD AL

2268-515344

DIARIO LA CUENCA