Sexta sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Río Turbio

DSC_0607

Se dieron a conocer los temas más importantes que se trataron este jueves, resaltando la situación del terreno en donde la junta vecinal del barrio Las Margaritas quiere instalar su sede y la presencia en el lugar de una casa perteneciente a un hermano del presidente del Concejo, Samir Zeidán.

A la hora de mencionar los proyectos más destacados de la jornada del jueves, cabe hablar sobre el que introdujo el presidente Samir Zeidán, quien pidió al Ejecutivo que reserve un terreno de 400m2, a los efectos de ser transferido en calidad de donación a la junta vecinal del barrio Las Margaritas, con el objeto de construir en un futuro próximo la sede de dicha entidad. El presente tema fue enviado a comisiones por unanimidad y llevó a la presidenta de la junta, Daniela Cosio, a hacer una presentación sobre dicho lote, puesto que dijo que el hermano del edil, Mirey Zeidán, está construyendo una vivienda allí.

Por otra parte, mediante un proyecto de resolución, el concejal Bacilio López exigió a la gobernadora Alicia Kirchner que dé cumplimiento a las exigencias del nivel de complejidad VI del Hospital Doctor José Alberto Sánchez, una iniciativa que fue tratada sobre tablas y aprobada por unanimidad. Zeidán, en tanto, elevó una propuesta dirigida al presidente de Servicios Públicos S.E, Lucio Tamburo, con el propósito de solicitarle que envíe a este cuerpo Legislativo un informe exhaustivo de la calidad del agua del suministro público de uso domiciliario de la ciudad de Río Turbio, de acuerdo con los estándares y disposición del Artículo 982° de la Ley N°18284 (Código Alimentario Argentino), que incluyan las características físicas, químicas y microbiológicas de la misma; el proyecto fue tratado sobre tablas y aprobado por mayoría de los ediles.

Fuera del orden del día, el titular del Concejo repudió en forma enérgica la golpiza perpetrada por el presidente de la Caja de Previsión Social de la provincia de Santa Cruz, Ariel Ivovich, junto a su hermano Jorge Ivovich, a las doctoras Claudia Guerra y Martha Dávila y a tres jubiladas, afirmando que estos actos de violencia no pueden seguir ocurriendo y menos pueden ser perpetrados por funcionarios públicos. Dicho tema fue tratado sobre tablas y aprobado por mayoría.

Fuente: patagonianexo

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*