“Siga el baile, siga el baile / De la tierra en que nací”

"Siga el baile, siga el baile / De la tierra en que nací"

Aumentan las advertencias sobre la peligrosa burbuja en que vive la economía argentina con la Administración Macri, que sólo infló un poco más la que venía de los K. Trabaja a destajo la Casa Rosada para que se hable o de la agresión de un fiscal o de los secuestros extorsivos o del 2×1 para los detenidos por lesa humanidad antes que de la inflación, la caída del consumo, el dólar subvaluado, el empobrecimiento de muchos hogares. Aclaración: Michel Temer ya dijo que dejará la política cuando entregue la banda presidencial en enero de 2019. La encuestadora Datafolha afirma que sólo aprueba su gestión el 9% de la opinión pública. Esto no quiere decir que Temer no tenga su candidato en 2018.(Pronóstico Bursátil). Banco Macro e YPF colocaron deuda al 17%, ¿en qué país del mundo un inversor puede conseguir semejante tasa de interés?

Las Lebacs en el mercado secundario llegaron a pagar el 26.25%, otra rareza mundial.

Los intereses de la deuda que venimos colocando en el exterior ya alcanzan un total del 10% del PBI.

Este paquetito puede catalogarse sencillamente de una sola manera: joda total.

El Banco Central emite papeles, esos papeles los vende muy baratos, aunque al país le salen muy caros; ingresan dólares, estos se venden y se pagan gastos corrientes. Un agujero negro no menor a los $ 500.000 millones.

Un tercio de la población está sosteniendo, a través de sus impuestos, al resto: empleados estatales, jubilados sin aportes previos, informales, planes sociales indiscriminados y para tratar de generar algún brote verde también hacemos obras públicas.

Se lanzan créditos hipotecarios atados a la inflación (UVA) y al mismo tiempo se ofrecen Plazos Fijos (UVA) atados a la inflación, una crisis subprime en proceso de gestación. Delirante.

A esta altura del año electoral la cuestión ya está jugada, la pregunta es si post elecciones se tomará la determinación de terminar con esta fiesta de ‘carry trade’ (N. de la R.: Operación especulativa que consiste en tomar dinero prestado a una baja tasa de interés en un país –y en su moneda-, e invertir estos fondos a una tasa más elevada en otro país –en la moneda local-), y agonía de la economía real.

Impuestos ya no se pueden subir, los incrementos de tarifas generan malhumor social frente a una realidad inconstrastable, la inflación sigue carcomiendo el bolsillo de la clase media, seguir emitiendo papeles es un suicidio.

Dar de baja a 2 millones de empleados públicos, y bancarse un juicio laboral y una marcha no luce viable para el cerebro Jaime Duran Barba.

Piense Ud. que en Economía deben decir que No a millones de dólares que quieren ingresar a la Argentina, pero la paradoja es que no quieren invertir sino que se quieren sumar a la joda de tasas y pisarían aún más un dólar ridículamente barato.

El gobierno no necesita cambiar un ministro, sino todos y al mismo tiempo, necesita un cambio copernicano si de verdad quiere cambiar la historia.

A esta altura del que suscribe, ya hemos dejado de creer en espejitos de colores, el presidente del BCRA de ser valorado por su férrea lucha contra la inflación -que, por cierto, ya puede tildarse de fracaso cuando va a cambiar de termométro para que “no se note”-, pasará a la historia como el Don Quijote de la primera mitad del mandato. Su pelea era buena pero lo dejaron demasiado solo.

Federico Sturzenegger, presidente del BCRA... perdón, Don Quijote de la Mancha.

Federico Sturzenegger, presidente del BCRA… perdón, Don Quijote de la Mancha

No podemos ser optimistas con respecto al futuro, porque no existen razones fácticas para sostenerlo.

Somos simples expectadores de una crónica más de la decadente realidad nacional, al que empresarios, sindicalistas y políticos con la mirada corta nos han llevado. Y vienen nuevamente Arteche y Bonifatti a mi mente, protagonistas del grotesco periodo 1976/1981 llevado al cine con ‘Plata Dulce’.

La actualidad económica argentina muestra que, después de 36 años, volvemos a vivir un proceso de plata mucho mas dulce.

¿Cuál será el factor externo que detone el final de la fiesta? ¿Francia y una sorpresiva Marine LePen ganando el balotaje? ¿La caída del petróleo y una potencial soja con objetivo en US$ 300 la tonelada? ¿El ajuste de Brasil? Un final de ciclo traumático de los mercados mundiales. Un misil. Hay para elegir.

Y de factores internos debemos empezar por ganar las elecciones. Si bien son de medio término, son un fiel anunciante de lo que luego pasará en 2019. Cuidado.

Todavía ni mencionamos el desarme de las Lebacs que están en poder del público.

Parece contradictorio, pero el voto debemos dirigirlo a Cambiemos, otra alternativa será aún peor. Al menos dejo clara mi posición.

Brasil está un paso adelante, ya inicio su ajuste, las contienda electoral entre Michel Temer y Luiz Inácio Lula da Silva serán en octubre de 2018. Por eso vemos las huelgas y disturbios este año. Para 2018, Temer ya habrá hecho los deberes, nuestro vecino país volverá a crecer y ganará cómodo.

Y como en bolsa, la cosa es por plata, VALE y PBR que cotizan en nuestro mercado son las especies a seguir, el resto está agotado, también estamos un paso atrás.

El Bovespa ya comenzó hace rato la corrección, el negocio ya se empieza a armar.

En Argentina seguimos jugando a los platitos chinos y lanzado el BYMA (Bolsas y Mercados Argentinos) este mes veremos cuántas ganas de comprar especies que han subido mas de 25 veces quedan.

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*