Todos queremos ser Barack Obama

Todos queremos ser Barack Obama

El expresidente Obama dará una conferencia en septiembre en Wall Street y el rumor es que él cobrará unos US$ 400.000. La organización es de la tradicional Harry Walker y el cliente es la consultora financiera Cantor Fitzgerald LP. El lunes 24/04 él reapareció en un acto público y preguntó con ironía: “¿Qué ha pasado en mi ausencia?”.

El expresidente estadounidense Barack Obama cobrará US$ 400.000 a cambio de dar una conferencia en septiembre en Wall Street, en la consultora financiera Cantor Fitzgerald LP, de acuerdo con fuentes citadas por la cadena FOX.

Obama tiene previsto participar en un foro organizado por Cantor Fitzgerald sobre sanidad.

Según fuentes cercanas al antiguo Presidente estadounidense, ya ha firmado un contrato con la compañía pero podría retirarse del acuerdo por motivos de agenda o por “mala publicidad”.

Al igual que ya ocurrió con el ex presidente Bill Clinton, es muy probable que Obama tenga que hacer frente a ciertas críticas debido a la enorme cantidad de dinero que cobrará por dar un discurso.

Obama ha evitado en estos 3 meses el cuerpo a cuerpo con Trump. Lo hace por la creencia, compartida con su antecesor, George W. Bush, de que Presidente no hay más que uno y que la duplicación de mensajes va contra el interés general. Pero también porque él y los suyos están convencidos de que una espiral de este tipo sólo favorecería a Trump.

Pero guardar silencio ante Trump no ha sido fácil. Las bases le han presionado para que intervenga y el propio mandatario le reta constantemente.

Ahora ha vuelto a la luz pública. Y lo ha hecho al modo tradicional, primero firmando un contrato con la editorial Penguin Random House por US$ 61 millones (4 veces más que Bill Clinton) por sus memorias y las de su esposa, Michelle, y después entrando en el circuito de conferencias pagadas.

El expresidente Clinton percibe una media superior a los US$ 200.000 por intervención y George W. Bush unos US$ 150.000. Representado por la agencia Harry Walker, Obama ha dado luz verde a una serie de conferencias que le llevarán primero por USA y luego a Italia y a Alemania.

Photo published for Obama hace 'kitesurf' en una isla del Caribe junto al millonario Richard Branson
Photo published for Los Obama, de vacaciones con Bruce Springsteen, Oprah Winfrey y Tom Hanks
Photo published for Los Obama siguen de vacaciones | The Luxonomist - Lujo, economía, moda, lifestyle...

Ver imagen en Twitter

En esta vuelta al ruedo, su primer paso fue una conversación pública en la Universidad de Chicago, con un grupo pmultirracial de 6 líderes locales. Él moderaba y el público estaba rendido de antemano. En este ambiente cálido, se habló de las inquietudes sociales de cada uno y de las dificultades de ejercer la política ciudadana.

“Estoy pasando mucho tiempo pensando en qué es lo más importante que puedo hacer para mi próximo trabajo”, aseguró Obama en el escenario. “Y lo más importante que puedo hacer es ayudar, en todas las formas que pueda, a preparar la nueva generación de liderazgo, tomar la batuta y emprender su propio camino en cambiar la palabra”, insistió.

Los Obama tuvieron un febrero magnífico, en Necker Island, Islas Vírgenes Británicas, propiedad de Richard Branson. El precio de la habitación más lujosa no baja de los 6.577 euros por noche, y únicamente 34 personas tienen cabida en el resort, que cuenta con jacuzzi privado, snacks y bebidas las 24 horas, piscinas, spa, azoteas con privilegiadas vistas y la posibilidad de practicar deportes acuáticos.

En marzo, los Obama se dirigieron a la Polinesia frances: Tahití, Bora Bora, Tahaa, Moorea, Vanilla Island y, finalmente Teriatoa. Ellos se desplazaron por las islas en un yate de US$ 238 millones propiedad del empresario David Geffen (74), el Rising Sun, uno de los barcos más grandes del mundo: 138 metros de eslora.

En el barco estaban Oprah Winfrey (63), Bruce Springsteen (68), Tom Hanks (60) y el empresario Larry Ellison (72, dueño de Oracle). Todos fueron al resort ecológico The Brando, en Teriatoa, un lujoso complejo adquirido en los años ’60 por el actor Marlon Brando, en el que el matrimonio pernoctó varias semanas y cuyo precio por noche ronda los 3.000 euros.

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

PUBLICIDAD AL

2268-515344