Volvió Zeidán a los medios: “Los sindicatos deben definir si quieren trabajar o no”

Las palabras corresponden al Interventor de YCRT Omar Zeidán, quien se refirió a la actitud inentendible que adoptaron los sindicatos en el Ministerio de Trabajo, cuando este viernes, luego de escuchar la comunicación de la autoridad laboral, sobre la aplicación del PPC.

Las palabras corresponden al Interventor de YCRT Omar Zeidán, quien se refirió a la actitud inentendible que adoptaron los sindicatos en el Ministerio de Trabajo, cuando este viernes, luego de escuchar la comunicación de la autoridad laboral, sobre la aplicación del Procedimiento Preventivo de Crisis, se levantaron de la mesa y se retiraron de allí adoptando un comportamiento improcedente para la representación que dicen ejercer, más aún, cuando son ellos quienes deben velar por los trabajadores y tomar decisiones que no lesionen su futuro.

Pero todo se volvió más complejo, cuando hoy se comprobó que los propios gremios no dejaron ingresar a 80 trabajadores de Punta Loyola, los cuales habían sido desafectados de sus labores y regresaron en el marco de las condiciones establecidas en el PPC y el cumplimiento de esta Intervención a la orden impartida por el Ministerio de Trabajo.

La empresa dispuso, en la reunión del viernes pasado en el Ministerio de Trabajo, la reincorporación de todo el personal desvinculado desde el 22/1/2018 en adelante, con liquidación final sin incluir los casos de retiro voluntario y desde la cero hora del sábado 12 del corriente. Mediante un memo de la Sugerencia de RRHH, se hizo la comunicación correspondiente.

Hoy lunes 14, como la Intersindical el viernes se retiró del Ministerio de Trabajo sin notificarse y a pedido de los mismos representantes, la Empresa emitió una disposición reproduciendo todo lo expresado en aquella reunión, en cuanto a que deben reincorporarse a sus labores. A pesar de todo, ha sido la propia intersindical quien actuó precipitadamente y reiteró el sostenimiento del conflicto, ante lo cual la Intervención, una vez más, espera pacientemente que la dirigencia recapacite y mañana el personal pueda volver a restituirse a sus tareas, con las reincorporaciones incluidas, tal como fue la manda de la autoridad competente.

Zeidán, al respecto, fue claro y preciso al señalar “Yo creo que después de ver lo que hicieron los gremios el viernes en la reunión y hoy en Punta Loyola, hay que preguntarse si en realidad los dirigentes gremiales quieren trabajar o  pretenden llevarnos a una espiral de conflicto permanente, donde cada acercamiento, cada acuerdo y cada oportunidad abierta en beneficio de los trabajadores y la empresa, va a ser pisoteada, ninguneada y finalmente desechada por ellos, un modo bastante infame de obligarnos a volver siempre al punto de partida y no avanzar en ninguna dirección”.

El Interventor recordó “Nosotros cumplimos absolutamente todo lo pactado en el acuerdo firmado durante la ultima conciliación obligatoria convocada por el Ministerio de Trabajo, donde nos comprometimos a reincorporar los trabajadores desvinculados de la empresa, nos aprestamos a producir y tenemos el compromiso del gobierno nacional para poner en marcha la mega usina en el corto tiempo. Ratificamos, una vez más, el cumplimiento estricto de nuestra parte, de la determinación del Ministerio de Trabajo en todos sus términos, pero muy a nuestro pesar, hasta ahora no fuimos acompañados por la representación gremial de la empresa, que en vez de dar la discusión hacia delante, empujar hacia un debate constructivo, dieron un portazo sin decir una sola palabra y nos dejaron a todos en la incertidumbre de qué es lo que realmente quieren y a dónde se proponen llegar, si es que con estas acciones piensan llegar a algún lado”.

También enfatizó “De todos modos esto no es nuevo. Los gremios han actuado de la misma manera en reuniones privadas que mantuvimos en la delegación Buenos Aires, pero ahora lo hicieron en el propio Ministerio de Trabajo, en la cara de las autoridades que están ayudando a encauzar este conflicto, mediando para beneficio de todos y dándonos la oportunidad, tanto a la Intervención como a los sindicatos, de ganar cediendo posiciones, pero mirando hacia delante y no retrocediendo con actitudes confusas y adolescentes como la que tuvieron en esta última oportunidad y las que promovieron hoy en Loyola”.

Zeidán luego, hizo un balance de los pasos dados en sintonía con la resolución tan ansiada de la crisis que afecta a todos los sectores de YCRT y particularmente a los pueblos de la cuenca y remarcó “Hemos reincorporado a la gente como pedían, con lo cual nosotros prometimos tras lo ordenado por el Ministerio. Como todos saben, éste era uno de los escollos principales que a criterio de los gremios, trababa cualquier acuerdo posible. Nosotros haremos operativas todas aquellas acciones legales a nuestro alcance, tendientes a restablecer el orden de la forma y manera que la ley nos habilita. Estamos decididos a cambiar la cultura de “cuanto peor mejor” y decirle a quienes nos quieren desgastar, que no solo no lo lograrán sino que a su vez, se expondrán a tener consecuencias no queridas, pero necesarias para ordenar la empresa y ejercer la autoridad, tal cual se nos ha ordenado desde el gobierno nacional”.

Finalmente Zeidán dejó una serie de mensajes para ser procesados por los mineros, principales víctimas de este accionar con poca o ninguna voluntad de construir consensos, que tiene la dirigencia gremial “Es muy grave la actitud disociada de la realidad ejercida por la representación gremial, quien ante nuestra propuesta de hablar de todos los temas más urgentes, nos contestan con el silencio. Ellos saben perfectamente que necesitamos reorientar los salarios en YCRT, ajustados a la realidad actual del país y de la provincia, los cuales no guardan ningún tipo de relación con la zona, la actualidad socio-económica del país, de Santa Cruz y ni siquiera de las funciones que cumplen dentro de la empresa, sin embargo, persisten sosteniendo fundamentos de cliché, pasados de moda, fuera de oportunidad y defienden lo indefendible, respondiendo vaya a saber a qué propósito; solo nos queda claro, que al interés de la empresa y de los mineros, no”.

“Yo quiero decirle a la comunidad y a los trabajadores – concluyó Zeidán – que vamos por el camino correcto, si hacemos en conjunto lo que se debe hacer; si nos ajustamos a un presupuesto acorde con salarios comparables y eso se traduce, claramente, en protección inmediata y permanente de todos los mineros, como así también de aquellos que se sumen a la actividad productiva de sacar carbón y generar energía a través de la puesta en funcionamiento del primer módulo de la usina de 240 MW”.

“No podemos hacerlo solos, no queremos dejar a nadie en este camino trazado hacia un futuro promisorio como el pensado para nuestra empresa estatal; por eso necesitamos de todos y hoy estamos prisioneros de unos pocos, quienes alimentan la hoguera del caos para detener el tren de la historia y hacernos perder la esperanza de seguir luchando. No podrán conseguirlo tan fácilmente. Esta Intervención llegó para cambiar las cosas y ese cambio es tan claro e indetenible, que esta crisis es solo una demora más en al línea de tiempo, pero al final habrá una recompensa superior que nos hará olvidar a quienes hoy demoran la llegada de ese futuro”, terminó diciendo Omar Zeidán.

Fuente:nuevodia

Compartir en Whatsapp



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*